CONDUCTAS ADICTIVAS

Cualquier actividad, sustancia u objeto, puede convertirse en adictivo cuando se convierte en la principal prioridad para la persona, que deja de lado otras actividades y obligaciones y persiste en la conducta adictiva a pesar de las repercusiones negativas que ésta tiene en diferentes ámbitos de su vida.

Es una enfermedad cerebral crónica y recurrente, caracterizada por una búsqueda compulsiva de recompensa o alivio del malestar, a través del uso de una sustancia u otros comportamientos. Existe una pérdida en el control de impulsos o incapacidad para controlarlo, deseo intenso o ansia por llevar a cabo esa conducta (craving), tendencia a negar o minimizar el problema, incumplimiento de obligaciones laborales y familiares, problemas emocionales y en la relación con las otras personas.

Las adicciones pueden generar graves problemas físicos y mentales, por lo que la detección precoz y el inicio de un tratamiento es de especial importancia. 

Tanto el diagnostico como el tratamiento de la adicción, tanto en la adicción a sustancias (alcohol, cannabis, cocaína…), como en las llamadas conductas adictivas (juego patológico, adicción a las compras, a internet, al sexo…), debe ser realizado por un especialista en este ámbito.

La psicoterapia, combinado o no con tratamiento psiquiátrico, es el tratamiento de elección. Desde el año 2000, mi trabajo en la red de sanidad pública se desenvuelve en el ámbito de las conductas adictivas, por lo que mi experiencia y cualificación en este campo son amplias. No dudes en consultarme cualquier duda; te atenderé encantada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad