CÓMO TRABAJO

Lourdes Suárez – Psicóloga col. G-2812

En la primera sesión (aunque a veces nos hará falta más de una), nos centraremos en la evaluación. Es decir, nos haremos una idea conjunta de cuáles son tus principales problemas vitales en este momento y podremos acordar los objetivos de la psicoterapia.

Como os comenté en la homepage, mi modo de trabajo es integrador y participativo, no exclusivo de un enfoque psicoterapéutico concreto. Desde mi punto de vista, es mucho más enriquecedor integrar técnicas de distintas orientaciones, siempre que estén avaladas por la evidencia científica y que la formación del profesional sea continuada, para poder adaptarlas a cada caso concreto. Mi formación, a lo largo de estos años, ha sido constante, para garantizar terapias personalizadas y mejorar la eficacia de las intervenciones.

La duración de la terapia depende de distintos factores. Algunos dependerán más de ti (naturaleza y cronicidad del problema, personalidad de base, motivación e implicación en la psicoterapia…), y otros no (situaciones que te vienen dadas, como puede ser la pérdida del trabajo o de un ser querido). En cualquier caso, debes saber que la terapia no es un proceso rápido y milagroso. Irás aprendiendo cosas sobre ti mismo y también técnicas psicológicas que podrás usar en tu vida diaria, según las domines más y mejor. Implica tiempo, avances y, también, algún retroceso.

Pero esto es lo normal y será necesario para generar un proceso de cambio auténtico y un aprendizaje que te ayudará a ser más autónomo, seguro y funcional en tu día a día.

Conforme avances iremos distanciando las sesiones, para que seas cada vez más autónomo y evitemos generar una dependencia de la propia terapia. Finalmente, cuando alcancemos los objetivos acordados y te veas preparado para seguir tu solo, podremos dar la psicoterapia por concluida.

En este caso, podemos programar alguna sesión de supervisión a los 3 o 6 meses, para comprobar que el cambio se ha consolidado y ver que dificultades te has encontrado durante ese tiempo. Y, recuerda, siempre podrás volver a retomar la psicoterapia cuando lo desees o, simplemente, contactar conmigo para consultar cualquier duda o para valorar si es necesario retomar las sesiones durante un tiempo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad